INSTRUMENTAL


En mi particular “afición” por las autobiografías, memorias y testimonios …  en los previos al verano voy seleccionando textos para los días de descanso.
A la vez, me reafirmo en que lo más interesante de este tipo de género no es lo que se narra, sino la selección y la particular utilidad del relato para el que lo construye.
Cada cumpleaños regalo a mi madre un libro. Lectora compulsiva.  Arrancada de la escuela en la postguerra y convertida en mujer (adolescente ) de fábrica, compensa  este suceso vital con la lectura. Agradezco el estímulo por la literatura y su actitud positiva, su fuerza y tenacidad.  En este bucle,  cada visita a las librerías son motivo de satisfacción y a la vez siembra de conversaciones.
Mi ama es receptora de libros de distinto estilo por distintas fuentes, lo que nutre y moviliza las bibliotecas familiares.

Para el ochenta cumpleaños,  completé el ritual con una autobiografía de reciente publicación.  Hubo otros regalos y celebración, pero esa es otra historia.
En Hontza, una de mis librerías preferidas de Donostia,  alimenté la despensa.
Me ofrecieron INSTRUMENTAL de James Rhodes.

Había olvidado ya la entrevista en Salvados de la que os dejo un fragmento.

Estoy leyendo de forma apasionada este testimonio, sigo además  con rigurosidad la indicación de acompañar la lectura  escuchando las piezas de música clásica que introducen cada capítulo.  (Hay una Playlist en spotify con todas las canciones, dejo el enlace. INSTRUMENTAL BY JAMES RHODES)
Convierten la lectura en una experiencia genuina. Es algo que se ha puesto de moda con otros libros, en este caso tiene un sentido especial.

Para todos-as los que, por motivos profesionales, tenemos que escuchar y elaborar historias,  narraciones traumáticas de cualquier naturaleza,  este testimonio;   su particular forma de afrontar el abuso sexual infantil es de gran valor.  La propuesta que se nos presenta es especialmente útil, aprendemos de la experiencia de las víctimas.

Para cualquier persona, escuchar este relato en primera persona, sin los clichés habituales, desmontando el victimismo desde soluciones genuinas.  Una oportunidad para crear entre todos y todas espacios seguros y saludables ante cualquier abuso físico, sexual o maltrato emocional del tipo que sea.

Agradezco a James Rhodes su valentía y su energía. Agradezco todo lo que me ha enseñado sobre música clásica y los grandes genios que le inspiran y le motivan. Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s