Mi tarde se desvanece entre jazz y propósitos.


Podría haberlo hecho antes, quizás por la mañana.
Dicen que el hábito hace al monje… y que ” la pereza viaja tan despacio que la pobreza no tarda en alcanzarla” ( B. Franklin)

Miro mi blog y pienso que más que una bitácora es un mosaico, retazos de tiempo …
El deseo de llenarlo de cubrir los espacios en blanco  es fuerte, tan fuerte como los recuerdos.
Trozos de conversaciones destrozan el silencio, provocan y desafían la nada.  Sonoras y rápidas como una pelota ping-pong por una escalera de mármol… terminan por paralizarme.

Mi tarde se desvanece entre jazz y propósitos.

Me dejo llevar – suena “La rosita”  por Coleman Hawkins en Spotify,  ternura y ritmo.
Es hora de dejar correr el tiempo, escuchar alguna canción más y volver plácidamente a casa.

Entre jazz y propósitos. Quizás podría haberlo hecho antes, quizás por la mañana…

imagen Luis Llerena Unsplash
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s