Masa madre como metáfora.


pan centeno

Madrid octubre de 2014,  en pleno proceso de formación y certificación en indagación apreciativa.   En la ultima sesión del primer bloque del programa Miriam Subirana  pide un feedback a los participantes .

Con su libro – manual en la mano, mientras le comento lo que ha sido para mi este seminario, me viene a la mente indagacion-apreciativa-150x150 la idea de la masa madre. En sus páginas veo la esencia y la complejidad de este proceso, natural tan presente en nuestra vida cotidiana.

Antecedentes. En 2010 en una conversación, alguien me habla de la masa madre, recuerdo que me llamó la atención… quizás no tanto como ahora.

Más tarde,  en junio de 2013 me dicen que si quiero tener una alimentación más saludable debo de eliminar de mi dieta algunos alimentos;  el pan convencional y la harina de trigo. Me acerco sin saberlo a la masa madre…

La  historia de la masa madre como la de tantos otros inventos o ingenios fue una casualidad.  En realidad es un fermento natural.

En  indagación apreciativa como en otras formas de facilitación, asesoramiento, etc.  Es vital la actitud, nuestro posicionamiento. Más que hacer, hay que estar en disposición de buscar, de “vivir en la pregunta”. Vivir en la pregunta es estar alerta, despierto-a, conectado –a al entorno, como los elementos que dan como resultado la masa madre. A veces la vida produce complejidad desde posiciones sencillas y coherentes con nuestra existencia.

Epilogo, ritual. Mi masa madre está en marcha, yo dispuesto a compartir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s