Intuición y entrenamiento perceptivo.


Llevo unos días enredado en lecturas, vídeos y juegos intuitivos. La cosa parece yu-yu.
Realmente es  tan sencillo como respirar, tomar aire y conectar con la vida.  No, no es eslogan ni anuncio de cola.
Dice una buena amiga, de esas que te encuentras en la vida como cuando te cae una nuez, como cuando te da un “rayito” de sol en pleno frescor de marzo…  que esto es algo parecido a  cuando ET mostraba su corazón bermellón de forma mágica.
Antes los santos le llamaban a esto un momento de éxtasis… pero tampoco hay que pasarse.

El que quiera pillarlo que lo agarre.  El que no, que mire el video… muchas veces. Hasta enternecer.
En el fondo entrenar la intuición es una cuestión compleja… pero al alcance de nuestros sentidos. Hueles, miras, sientes, escuchas… ¿qué más quieres hacer además de razonar? ¿Te sientes vivo, te sientes enérgico para conectar con todo lo que sabes que no sabes…? ¿Tienes ganas de reír, de vivir apasionado con lo que haces todos los días?

Hace ya años que en el proceso que garantiza la calidad de los propios supervisores-as , en los espacios de Intervisión,  (inspirandose en la metodología Ballint),  utilizamos metáforas para mirar la relación médico-paciente. En este caso, la relación con nuestros clientes.  En esta relación y diálogo metafórico aparece la  contratransferencia como herramienta fundamental de conocimiento.
El entrenamiento y el proceso de autonocimiento en este tipo de espacios, tiene como consecuencia  un desarrollo sensorial. De las capacidades perceptivas. Ante los relatos, aprendemos a  decir cómo nos sentimos, qué nos evoca una situación determinada, describimos cómo reacciona nuestro cuerpo, etc.   Más que a juzgar, aconsejar o emitir buenas recetas…

file0001179129151

En el trabajo directo, el mejor regalo que puedo dar a mis clientes es mi sonrisa.
Tanto como supervisor, coach, o terapeuta…

En estas lides  nos pagan para escuchar historias.
Para recoger sentimientos y emociones. Para tomarlas en consideración y ver construcciones alternativas de la realidad.

En mi caso, la energía  de risa y  sonrisa no es algo banal. Me acerco a las personas desde el corazón.  Siento, una fuerza que me conecta, desde  diferentes posiciones. A la vez,  quizás sea  la fuerza que mejor y mas permite que las personas conecten con su propia energía.

Antes no sabía que nombre ponerle, ahora siento que una sonrisa abre puertas, acompaña y facilita el camino de todos los días. Durante unos meses quiero profundizar un poco más en este tema. Si quieres acompañarme, haré algunas propuestas en esta línea, en compañía de colegas convocaré  algunos encuentros y talleres. Seréis bienvenidos-as.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s