De ciclos y recuerdos.


 

El ciclo vital de la familia es un concepto, que a modo de herramienta diagnóstica es utilizado recurrentemente en terapia de familia. Extraído de la sociología familiar, presenta momentos claves en los individuos relacionados con las crisis, o hitos familiares.
En un coloquio sobre educación de calle en Pamplona organizado por la red internacional de trabajadores de calle, relacionamos el concepto de ciclo vital profesional con algunas tipologías de intervención social… en otras palabras más llanas y claras nos preguntábamos: ¿tiene edad límite un operador social? ¿puede uno trabajar en la calle toda la vida? ¿Hay una edad para cada tipo de tarea en lo social?  Aunque algunas de estas preguntas en tiempos de crisis se contestan solas y salvando las imposiciones de nuestra realidad económica, la reflexión merece consideración y un tiempo para abordarla con tranquilidad y profundidad.  Redundará en la salud mental de algunos operadores sociales, socioeducativos o sanitarios. Pero ¿porqué me he acordado yo hoy y ahora del tema?… ¿qué me ha hecho venir a esta historia?
(Aunque ya hemos hablado del concepto en el blog) Conecto con esta otra sensación…

Vivimos en bucles, en espirales, repeticiones  que tienen lugar en nuestro tiempo e historia. Algunos con más o menos intensidad simbólica. Son más o menos perceptibles,  estimulan nuestra capacidad reflexiva y dan sentido a nuestra acciones, aquí y ahora, en el presente.
Esta mañana he vivido uno de ellos.
Hoy  he vuelto al lugar donde comencé mi vida profesional hace mas de 30 años, justo en un mes de marzo como este, el lugar ha cambiado físicamente está remozado y mejorado. Yo por el contrario,  con el  cuerpo más gastado. Profesionalmente cambiado, en un bucle.
Comencé como un educador en el tiempo de ocio, en una  institución para niños y  jóvenes.  Con ellos aprendí mucho, temas e historias que fueron determinantes para lo que hoy es mi saber. Esta mañana he vuelto como supervisor. Nervioso, antes de comenzar la faena, necesitaba decir a mis partenaires que allí había estado yo con 18 años…  Compulsivamente, emocionado, mirando al pasado, al presente… deseando el futuro.

La mañana ha ido bien, gracias. Discreción y confidencialidad son de obligado cumplimiento. Antes y después de la faena he hecho un bucle dentro del bucle.  Al  llegar he rehecho el camino que hacía  entonces, cuando trabajaba allí.  Ha habido escenas que siguen intactas.  La memoria funciona, gracias.  Al finalizar he buscado más recuerdos y los he encontrado,  mi antiguo patrón, seguía allí, como siempre activo, ocupado, en sus cosas. Sorprendido de verme me ha invitado a un café, hemos intercambiado un abrazo sincero, recuerdos y una sonrisa.
El tiempo ha corrido para los dos. Seguimos nuestros ciclos, nos encontramos.

Anuncios

Un comentario sobre “De ciclos y recuerdos.

  1. Tenía yo ganas de ver este blog, pero por una u otra razón lo he ido dejando.Hoy que me he escaqueado del trabjo, para ir a desmoralizarme un poco a un seminario sobre la reforma laboral, me he puesto a echarle un ojo, me ha encantado, me plantearé como tarea entrar más amenudo y divulgarlo.

    Gracias y salud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s