Diferencias hacen diferencias.


El sábado pásado en una sesión de entrenamiento dentro  del Plan de formación y capacitación en supervisión y Coaching que codirijo junto a Blas Campos (BIDARI) , hablábamos de las diferencias entre Supervisión y Coaching, la reflexion se desarrollaba dentro dentro de nuestro  modelo y oferta formativa.  En este contexto, entrenábamos las capacidades que deben desplegar los facilitadores en un grupo de supervisión. 

Hablando de Supervisión, en líneas generales, desarrollamos competencias, habilidades y capacidades reflexivas. Incorporamos la reflexividad a nuestros contextos . Podemos hablar de distintos tipos de reflexividad , en pedagogía hace tiempo Freire introdujo este concepto, en Psicología West lo aplica a los equipos de trabajo y en un plano sociológico y filosófico, Edgar Morin,  cita el concepto y lo actualiza  como una referencia para que sea incorporado – en el deseado pensamiento complejo-  en diferentes campos profesionales.

En Coaching desarrollamos actitudes, capacidades proactivas y entrenamos.  Entrenar es una diferencia de entre otras de las que disfrutamos los humanos.   En septiembre de 2008,  en La Vanguardia, J.A.  Marina publicó:
“Entrenarse es una de las exclusivas humanas. Los animales se ejercitan, que es otra cosa. Entrenarse consiste en fijarse una meta y trabajar con los recursos que se tienen para conseguir alcanzarla, lo que acaba cambiando esos recursos. Es una ampliación de posibilidades.”

Al hilo de estas diferencias,  ayer por la tarde me encontré con un magnífico post de mi colega, amiga y compañera en estas lides Azucena Vega, “Tomarse un respiro ¡y entrenar!”  Magnifico.   Precisando,  me gustó  una de las preguntas con las que la que comienza el post… ¿Para qué sirve exactamente el coaching?  

Este tipo de preguntas nos meten en una lógica funcional y circular que son particularmente útiles para establecer y aclarar diferencias.  En esta lógica, las respuestas aportan  más valor si nos la dan los porpios  clientes, como es el caso.

Diferencias hacen diferencias,  segunda parte.   Me llega un post vía  Mikel Orrantia. Tema,  presentaciones. El título es ya sugerente. “A nuestras presentaciones les sobra cabeza y les falta corazón” Gonzalo Álvarez Marañón. Muy buena reflexión.  Quizás en el fondo las presentaciones y su aparataje, presenten,  algo más que lo que presenten. Desde la técnica, mostramos nuestras carencias comunicativas. No quiero dejar de proponer un modelo en el que hay elementos originales, técnicos y creativos, y sobre todo, mucho humor.
Fidel Delgado en vivo es mucho mejor, me cuentan, en Vimeo hay más intervenciones a no perder.  Mi reflexión, competencias y habilidades técnicas no garantizan capacidades comunicativas. Propongo reflexionar y  entrenar.   Y pasarlo bien!

ADEGI La ematía, aplícate el cuento. Fidel Delgado coloquio from adegitv on Vimeo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s