Mañanas pornográficas.


Este verano, que ya es parte de la historia, mañana a mañana  antes de trabajar entre el sopor de las noticias me he desayunado, en el bar de todos los días con una metamorfosis escandalosa. Seguramente,  en otro tiempo, con otra edad y en otras circunstancias yo mismo podría ser uno de los protagonistas. Me viene a la mente el último post.  Los límites son finos, delicados…
Hasta hace unos meses, leer el periódico con un café y quizás con una pequeña tertulia banal era una forma genial de comenzar el día. Un ritual que busco, una herencia de mi época de fumador. El primero antes de trabajar… Ahora se convierte,  veintidós años después en un hábito social diferente. Lo que no se ha calmado, afortunadamente,  es la curiosidad, las ganas de mirar y observar.  Y aquí comienza todo…

Como decía,  cuando  lo banal  comienza a  ser extraordinario uno no puede permanecer impasible, la observación es el primer paso inevitable de una reflexión obligada. Esta es la historia.  Los hombrecillos elegantes llegaron poco a poco, ocuparon  su  espacio, primero  eran dos. Luego tres o cuatro. Hicieron de la tasca su oficina, era simpático… “en tiempos de crisis”  decíamos los tertulianos…

Las entrevistas de selección se sucedieron después. Y  algo comenzó a cambiar,  jóvenes  llegaban un día con zapatillas deportivas y su aire desgarbado  se trastocaba en una formalidad grotesca.  Trajes y corbatas de segundo uso, desacompasados en el conjunto. Zapatos de otra estación, etc.  Ellas con traje y chaqueta… Apareció un equipo de “hombrecillos de negro”.  Un día  me impresionó un joven , que vi días antes en camiseta,  transformado con la chaqueta de solapas de raso, tipo smoking . Pensé… habrá una fiesta y no me han dicho nada. Rápidamente  conecté con el ejército comercial  que se estaba montando. Y me sonreí en silencio.   ¿Qué hacen estos? Preguntaban los clientes.  El grupo ya rondaba la veintena y cada mañana venían más. Las reuniones se hacen evidentes, sus dirigentes notorios.  Con comportamientos  ostentosos: les vemos y escuchamos. La tasca ya no es una tasca… Lo público se diluye.  Las tertulias se disipan en un espectáculo inusual.  La escalada de os miembros es un hecho, algunos jóvenes ya  seleccionan a otros… esto es “progresar en la empresa”.
El otro día quede a tomar un café con un colega que hacía tiempo que no veía. La cita fue en la tasca.  La fuerza del cuadro  matinal nos ocupó;  primero en la observación, luego en una conversación reflexiva. Era imposible no tener presente el escenario.  Tuvimos una sensación rara.  No escuchar algunas conversaciones – que no reproduzco por mis propios principios- era como transformarse en un flemático inglés y convertir a todos en transparentes.  La emoción es rara, es como si  te forzaran a observar, a presenciar escenas límite: pornográficas… Inevitablemente uno se siente violentado y con cierto pudor. Mi colega, me decía: aquí hay material para un buen corto. Ya lo creo. La realidad supera la ficción.

He estado varios días dando vueltas al tema, son jóvenes y adultos desempleados que quieren trabajar, necesitan trabajar. Están dispuestos a pasar por situaciones que quizás les resulten duras en el plano relacional y emocional – venta de productos o servicios – a disfrazarse de competentes aunque se sientan muy débiles frente a sus “entrenadores”.  Les arengan todas las mañanas para que la “máquina” y la pirámide no se paren.
Todas las mañanas, hay gente que va y viene. Sigo pensando, que en otra situación y contexto podría ser uno de ellos o ellas. Me siento muy triste. Como decía mi abuela “más adelante hay mas”…
Mas allá de una frase hecha, la de mi abuela, se va aconvertir en este otoño caliente en una bandera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s