¿Qué quieres que te diga?


Es lunes y está plomizo, podría ser jueves y soleado. Pero esto es una ilusión. El mes de abril pesa y cuando veo a las gentes del sur pensando en días de fiesta me da pereza.  Mi deseo está en días de tranquilidad.  Tardes de sesteo, libros con los que tengo deudas, paseos y terrazas.

Abril esta brotando con todas sus fuerzas, con toda su energía.  Los árboles  floridos contrastan con las  nubes, son un regalo a pesar de ellas.  El alma me da pellizcos cuando veo un manzano o un cerezo abrazando el cielo, ofreciendo lo mejor de ellos, toda su bondad.

Hace unos días una amiga me envió un vídeo tierno.  Enorme en el impacto.  Lo vuelvo a ver y me hace volverme más tierno y más blandito que de costumbre. Pienso en lo que decimos y en como lo decimos. En el fondo, la mia, es una reflexión banal, lo banal es tan sencillo y ligero que puede volverse plomizo. Como las nubes y el tiempo en lunes.
Lo cotidiano se vuelve banal, imperceptible. Las diferencias que hacen diferencias, diferencias que nos permiten romper el mapa de todos los días. Una forma distinta de contar las cosas.

En este blog ( a veces  al abandono  de la originalidad) en este mes de abril, lleno de flores bajo el cielo plomo.
Una diferencia, por favor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s