La vida quiere que crezcamos


 

 

Las redes existen. Hace muchos años me enseñaron una definición práctica y sencilla: una red se hace evidente cuando hay conexión entre puntos. Una traducción a la vida real cotidiana es cuando se hacen tangibles, se pueden concretar en citas, contactos, compromisos… retos. Cuando las personas  nos podemos reencontrar.

Esta tarde he estado en un acto organizado Universidad de Deusto en San Sebastián.  La Jornada Alumni ESTE, presentación del libro de Xesco ESPAR –  “Jugar con el Corazón. La excelencia no es suficientemás allá del interesante contenido ha llenado una tarde con contactos profesionales y propuestas para el futuro.

Tengo que agradecer a Azucena Vega la información, ella nos informó sobre el evento. Gracias a los antiguos alumnos de la ESTE nuestra empresa, HZ Consultoría – Aholkularitza, está ahora al corriente de los distintos actos y eventos. Lo mejor de todo es que en el propio evento me he encontrado con amigos que hacía años que no veía.
Una tarde especial si.
Xesco Espar es un gran comunicador. No he querido zambullirme en el libro que nos han regalado, pero pienso que me será muy práctico.  Es evidente que a él le ha sido de utilidad su intensa vida para saber estar donde está. Por como cuenta lo que cuenta, por como lo dice, da la impresión de que seguirá viviendo la vida con intensidad.
Una de las primeras frases que ha dejado flotando en la sala ha sido esta: “la vida quiere que crezcamos”. Me gusta esta expresión.  Hace unos meses en Portugal en una formación con Carola Castillo sobre Constelaciones familiares me quedé con mensajes similares muy estimulantes. Vivir es un reto cotidiano. En este reto nos encontramos.

La exposición de Xesco ha estado plagada de metáforas. Imágenes estimulantes para transmitir mensajes y experiencias fraguadas en su experiencia como entrenador de equipos de alto rendimiento.  Desde esta posición, hay dos aportaciones que merecen una mención especial. En primer lugar el valor que este entrenador otorga a las emociones en el rendimiento. Los equipos pueden conseguir grandes logros si además de entrenar sus competencias y aptitudes, trabajan su actitud: se predisponen a “jugar (dar respuestas)  desde el corazón”.
En segundo lugar – entresaco – de esta amena charla una diferenciación y una aportación al trabajo con equipos. Xesco nos dice que el Liderazgo tiene que ver con las emociones y la Dirección con la técnica. Una vez más, otro experto en equipos nos aporta como clave para trabajar en equipo los valores, en este caso: la generosidad, la humildad, el compromiso y el entusiasmo.

Me gusta que hablemos – de nuevo – de ética sin nombrarla. De mitos y rituales. Todo mito representa para la diferenciación genuina de un grupo en término de valores, de pautas de identificación. Me gusta que se presente al líder como la persona que tiene la visión, la mirada de mantener este “cultivo”. Me gusta que este entrenador tenga una visión y mirada positiva. Y que sea rotundo admitiendo que se preparó para llegar a ser lo es. Y que el liderazgo se entrena. Aunque tenga peajes afectivos y emocionales como la soledad. Algo que también se puede entrenar, trabajar y elaborar. Añado.

Por cierto, mi red sigue tupiéndose. Al salir me proponen y propongo nuevas citas. ¿Alguien da más?

Anuncios

Un comentario sobre “La vida quiere que crezcamos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s