“El día de ayer fue único, ya pasó”


DSC_0099

He dejado pasar unos días, una semana. Una intensa semana. Hoy he tomado mis notas, con tranquilidad he puesto en orden algunas cosas. Pagina web, Faceboock, etc.  Me zambullo en las notas del curso hecho con Carola CASTILLO. Una vista rápida me hace evocar situaciones de forma súbita. Retomo la tranquilidad y conecto con un tema que ha sido motivo de trabajo y de reflexión personal y profesional durante mucho tiempo.
El origen y la elección de profesión. Una reflexión que me impacta y una frase de C. Castillo al comenzar una de las sesiones de trabajo: “El día de ayer fue único, ya pasó”. Me conecta con mi frase talismán: Ayer se fue, mañana todavía no ha llegado.
Pertenencia.
Para cualquier ser humano una de las cuestiones más importantes, uno de los temas centrales es el sentido de pertenencia.  Perteneciendo a un grupo  lo obtenemos.  El sentido de pertenencia es importante porque nos da identidad, nos trasmite lo que somos.

La pertenencia más importante la proporciona la familia. Nos dice Carola Castillo que la profesión, la identidad profesional viene también del empuje y la energía familiar.
En nuestra vida la energía nos la  da y nos la quita la propia familia. Es por esto por lo que en cualquier contexto profesional. Nuestra historia, nuestro pasado,  es una fuente de aprendizaje. Mirar atrás y honrar a la familia por permitirnos ser y hacer lo que hacemos, siguiendo un patrón o diferenciándonos.

En esta reflexión me permito gozar y disfrutar con nuevas propuestas desde nuevas miradas. Enriquece el trabajo que venimos haciendo con los profesionales de ayuda, facilitadores de procesos en diferentes contextos donde el origen, la familia de origen, es un trabajo clave.

En unos días, comenzamos un proceso de formación y capacitación en supervisión y coaching donde uno de los ejes del trabajo es la adquisición de las competencias personales. En este eje, uno de las tareas a desarrollar es el proceso de introspección y conocimiento del origen,  a traves de la familia de origen.
Un trabajo que a los futuros supervisores y coach les conectará con sus opciones y diferencias desde su historia personal.

Todo un trabajo de introspección y reflexividad que quiere volverse funcional, operativo e innovador en la medida que persigue mejoras. Desde la historia del grupo familiar y en las relaciones que tiene el propio grupo, en sus influencias. En su  sistema y en su ambiente, en definitiva.

Objetivo que   se resume muy bien en esta expresión de reconocimiento y de crecimiento entre generaciones:

¡Bendíceme si lo hago diferente!

Anuncios

Un comentario sobre ““El día de ayer fue único, ya pasó”

  1. […] Adicionalmente, como dice una buena amiga, nuestro primer valor inconfesable no es el dinero. Es el tiempo. No podemos invertirlo en conectarnos  de forma presencial, en espacios y momentos con las personas y grupos que nos dan identidad. En el fondo estamos sustituyendo o recreando … si recreando,  nuevas forma de ” pertenecer”.  Recupero de este cuaderno digital una reflexión. Pertenencia. Para cualquier ser humano una de las cuestiones más importantes, uno de los temas centrales es el sentido de pertenencia.  Perteneciendo a un grupo  lo obtenemos.  El sentido de pertenencia es importante porque nos da identidad, nos trasmite lo que somos.  En el post . “El día de ayer fue único, ya pasó” […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s