Gripe A , costumbres y prevención.


Video. Un sintético y buen documental que me manda un colega, me hace reflexionar sobre lo importante de la prevención ante la gripe tipo  A. La reflexión me lleva a  como nos cambiará algunas de nuestras pautas sociales. Algunas situaciones vividas este verano me hacen pensar en ello.

Costumbres y culturas. Me cuentan que en Japón estornudar a “pulmón libre” es considerado una falta de educación. Una grave falta de educación.  El uso de las mascarillas está muy arraigado tanto para protegerse, como desde la responsabilidad de no contagiar a los otros. Los saludos sin contacto físico pudiera tener una función profiláctica. Gestos y reverencias  pueden significarse desde una función preventiva.

Visita. Este verano, en mi descanso, un amigo  me cuenta que  en una visita  tomó noción – desde el impacto y la vivencia-  de lo acertadas de las normas de prevención sobre la gripe tipo A.

“ Fui como siempre a visitar a la señora Francisca… ella,  contenta por  la visita, lo primero que hizo fue darme dos sonoros  besos, a mí y a mis acompañantes. Aunque no los conociera. Luego me dijo que estaba un poco floja, algo que era evidente porque no hacía más que moquear y toser… a garganta  libre, sin  utilizar pañuelo alguno y sembrando su casa de virus a la perfección.
Yo conscientemente, me separaba, pero ella se me acercaba y me agarraba del brazo para que no me escapara.
Se empeñó en enseñarme el huerto, cosa que agradecí pues salimos a la calle al fin a respirar un poco de  aire.
Luego quiso ofrecernos una merienda, me escabullí diciendo que no me encontraba bien. Entré en pánico cuando ella, me dijo:
-no te creas… yo estoy igual llevo días muy suelta…
Por la noche al llegar a casa ya moqueaba, y comencé a toser. Seguramente fue un una reacción de pánico, no fue ni gripe, ni A ni B ni C…  pero pasé mucho miedo.”

Prevención. Las normas de prevención que se han transmitido para luchar contra la gripe tipo A  nos harán cambiar  algunas pautas relacionales. Algunas habilidades sociales tendrán que ser adecuadas, adaptadas…  quizás sustituidas por gestos diferentes. Sin duda incorporar el lenguaje a alguno de nuestros gestos afectivoa habituales.

No veo lejos una cierta vigilancia hacia los otros cuando no incorporen a sus conducta un mínimo de  profilaxis. En estas situaciones, parece necesario tener un mínimo de habilidades comunicativas, de feedback.
Estaría bien, comunicar, decir cómo se siente uno antes que reaccionar. Y la verdad! Somos poco Japoneses!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s