UN POCO DE HUMOR ¡POR FAVOR!



El optimista tiene siempre un proyecto; el pesimista, una excusa.  Anónimo. 

A pesar de tener un día horroroso, de esos para olvidar, una entrevista en el DV me trasporta a viejas reflexiones sobre el humor y la supervisión.  En algún momento hemos hablado en este blog se “confrontación y de aceptación”.   Recuerdo el post “a propósito del feedback”,  por ejemplo.

Esta mañana me encontrado con  una entrevista a  Germán Payo Losa.
Profesor de inglés, salmantino y educador -humorista-  que se dedica en Castilla-León y en toda España a devolver la desafección a todas aquellas personas que la han perdido”  Según reza en el titular del periódico.

¿Y el humor en el trabajo, en la familia, por lo que usted dice parece fundamental?
– Importantísimo. Un tío que se ríe, que hace chistes, es una joya. En un trabajo un jefe que entiende que la risa influye en la salud laboral, que reconoce que con humor todo va para arriba, es un gran jefe. Es la mejor inversión en personal.

La verdad es que en los tiempos que corren esta afirmación también es una joya.

Volvamos a la supervisión y al humor. Heinz KERSTING, decía que una de las formas de superar las dinámicas de aceptación y confrontación en las que nos vemos los consultores, es ejercitar el humor.
La entrevista y el mensaje de Germán Payo Losa es “Ser capaz de reírse de uno mismo”. ¿Cómo funciona esto para los consultores?
Si un consultor es capaz de reírse de si mismo y de introducir esta dimensión en las sesiones; las dinámicas de acaptación y confrontación se tornan más humanas:

El supervisor se convierte en modelo de aceptación y de la oposición a la confrontación cuando él mismo permite ser confrontado lleno de humor, cuando es capaz de reírse de si mismo. Cuando con ayuda del humor se equilibra la cercanía y distancia en la relación con los supervisandos, no se origina ningún distanciamiento desagradable. De este modo el supervisando puede experimentarse como alguien cuya existencia personal no es cuestionada, capaz de distanciarse con una sonrisa” (H. KERSTING)

La confrontación y la aceptación son fenómenos relacionales y forman parte del proceso de optimización y mejora que se quiere conseguir. Como fenómeno relacional, necesita de herramientas, el humor es una de ellas.

En segundo lugar, el humor se comparte casi siempre con otras personas. Cuando a nosotros mismos nos sucede algo divertido, lo conservamos en la memoria para referirlo una y otra vez. La risa une a la gente: “La sonrisa es el camino más corto entre dos personas”, afirma el refrán chino. El humor es un lenguaje (con reglas, metáforas, metacomunicación) …
Las estrategias con ayuda de las cuales el supervisor puede sacar de su reserva a los supervisandos son, por ejemplo, la exageración, la burla, la caricatura, el sarcasmo, el chiste, la imitación de sus palabras y de su conducta. Pero siempre ha de preservarse la aceptación amistosa: un supervisor jamás ha de satisfacer sus necesidades a costa de los supervisandos…(H. KERSTING)

 Lo más interesante de este texto, de su lectura, es haberla realizado después de haber conocido y de haber vivido el optimismo y la inteligencia emocional de Heinz. Desde entonces he valorado la capacidad y la habilidad de contar historias, chistes o saber hacer reír a las personas en las sesiones de consulta.

Articulo completo de Heinz KERSTING  la-confrontacion-en-la-supervision

Para terminar os dejo con una viñeta de las que más he apreciado esta semana, como no de “EL ROTO”… sí algunos padres pudieran despedir a sus hijos aprovechando la crisis…

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s