Familias mínimas.


20070707elpepivin_61.jpg

Leía hoy en El pais a un eufórico Caldera presumir de que va a conseguir que en breve los niños de 0 a 3 años se eduquen en la red públíca de forma universal. La cuestión está definida -junto a otras- en clave electoral. No es malo ganar en derechos, no es malo que nuestros hijos y mayores tengan mejores prestaciones.
En cuanto a la educación,  en las primeras etapas, algo nos debe hacer pensar si es lo mejor para nuestros niños… si quizás, con las ayudas pertinentes; algunas familias se verían mas fortalecidas en su identidad si pueden elegir entre esta apuesta institucional o en poder permanecer más tiempo junto a sus hijos o hijas durante los primeros años de vida; más alla de los meses de maternidad o lactancia. Sin perder la posición laboral o la competitividad en el mercado de trabajo. Por muy buena oferta que nos hagan, en estas edades, no todo se aprende en en las instituciones.
Por otro lado, mas alla de los 3 años, hasta la adolescencia – dicho sea de paso: que ya no empieza con la pubertad, cada vez más es una etapa fundamentalmente marcada por intereses sociales y económicos – incluida, los padres y madres organizados; parece que no ayudan mucho a que las familias se aclaren. El otro día, en una entrevista  en el Diario Vasco,  al inicio de las vacaciones escolares se actualizaba el conflicto de delegación educativa -entre familia y escuela- al que asistimos cotidianamente. Si cabe agudizado cuando llega el verano: ¿qué hago con los niños… donde los pongo…? El trabajo de los padres y madres es imcompatible con la educación de los hijos. Esto es un valor que no se puede ni debe delegar en ninguna institución pública. Es un valor que da salud a nuestros hijos e hijas.
El presidente de la federación de padres BAIKARA, señor Zubizarreta apunta ideas … pero la verdad;  son soluciones que generarían nuevos problemas. Sobre todo porque los niños-as están ya hartos del mismo espacio… de que les “solucionen la vida” . El problema de los padres y madres esta en parte en la relación de delegación que se ha establecido hacía los centros escolares. Por su parte los centros escolares hace tiempo que han incluido en su catálogo de servicios, actividades y recursos típicos de la educación en el tiempo libre. La cuestión es, quizás como asumen las familias que el tiempo de ocio, también es una parte de la actividad familiar. En esto el estado no ayuda demasiado, pues desde los cero años, ya reclama a los niños para si, con orgullo, con alegria. Lean a Caldera. Confundimos los derechos con las responsabilidades de los ciudadanos. Ahora que estamos en el lío olvidamos que el primer lugar donde aprendemos normas, valores y rituales es nuestra familia. El Roto, pone en sus viñetas la imagen a un tema que se convierte con el paso del tiempo en un problema creciente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s