Las bicicletas no son para el verano.


20070619elpepivin_5.jpg

Atención!
Que nadie se alarme. No quiero cambiar el título de ninguna comedia famosa. No quiero quitarle meritos a ningún cómico. Llega el verano y de nuevo me invade la pereza de los ritmos ociosos. La imagen del descanso obligado, me inunda de nuevo, como en cada ciclo. Se me mezclan dos emociones teñidas por la pereza: por un lado el rechazo a entrar en el juego del “mercado vacacional”… del descanso obligado y por otro el hastío del trabajo, el cansancio… Recuerdo una metáfora que me viene al pelo para la situación. La de los ciclistas que pedalean sin tregua, que les es más facil dar pedales que parar… porque si lo hacen  la bicicleta se para y se caen. La imagen aplicada a mil y un situaciones presenta al autómata que actúa y no piensa… al actor irreflexivo; al reactivo más que al proactivo.
Es verano ya… El ocio y el descanso parece más una imposición que una consideración. El mercado nos lo impone… y parece difícil escaparnos de  esta ola de ofertas y llamados al consumo… parar, bajarnos de la bicleta. Dejar de dar pedales y placidamente descansar. Cuando y donde el cuerpo nos lo pida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s