Preguntas y respuestas para recurrir a un consultor (2)


zapatero.jpg 

Ser asesorado, porque lo merezco… Un error frecuente es no confiar en nuestras propias posibilidades. En los talentos y en las posibilidades que tenemos. El asesor, el consultor no es un “zapatero remendón” – profesión digna donde las haya -, no se contrata a un asesor para hacer “reparaciones” .Para querer estar con un asesor, quizás primero hay que quererse uno un poco. Quizás tenga que ver con el sentimiento del valor que se de uno mismo. En asesoramiento, supervisión o consultoria, no hay respuestas universales; no hay respuesta para cualquier situación de un grupo humano, en un equipo o una empresa.  Debemos diferenciar de indicaciones técnicas, prácticas en situaciones concretas y aplicables en contextos determinados. Formación, que puede ayudar a regular, ordenar las situaciones. Terapia personal, que facilita la comprensión de las dificultades propias y a vivir mejor en  relación con los que nos rodean.En fin… si se quiere “inflar el pecho” y presumir,  halagar o seducir al jefe o a la competencia;  es mejor pensar en bienes materiales que en contratar los servicios de un supervisor para el equipo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s