EN ASESORAMIENTO Y SUPERVISIÓN TODO COMIENZA POR UNA DEMANDA


Es  el principio de todo y a la vez representa las posiciones de partida del consultor y de la persona que se dirige a solicitar servicios. Las  primeras demandas son  también muy importantes en otros ámbitos profesionales,  como las consultas médicas o los encargos de servicios diversos,  pues permiten pasar de la escucha a la indicación.  Por ejemplo, todos sabemos o intuimos saber que puede hacer un médico y deseamos desde las primeras solicitudes un feedback, unas orientaciones que confirmen o rechacen nuestros deseos, miedos o fantasías.
En la asesoría, en la supervisión de profesionales de ayuda, tras las primeras demandas, normalmente,  el tema  no son las  indicaciones, salvo para rechazar la solicitud… y  sugerir  un colega mejor preparado.  Un asesoramiento, es un proceso de comunicación que hay que estructurar tras recibir  la demanda,  tras las primeras palabras si hay acuerdo… se continúa la escucha y se formaliza un espacio  mediante un contrato. Pero de este tema hablaremos  en otro momento.

Hablemos un poco más de demandas.

¿Podemos hablar de demandas individuales en contextos profesionales de carácter institucional? ¿Quién se hace cargo de una demanda en un equipo de trabajo?

Cuando un profesional solicita sus servicios a un asesor, a un consultor, coacher, etc. Para optimizar su relación con el trabajo cotidiano, con sus compañeros, sus jefes,  la demanda tiene un carácter personal. Los asesores se definen y hacen un contrato en la esfera individual. Aunque esto repercutirá en su rendimiento como profesional en su organización, en su rendimiento, en la calidad de sus servicios,  en su equipo de trabajo, etc. La motivación para el cambio es la persona y su relación con el trabajo.

Cuando una organización solicita, un asesoramiento, un entrenamiento para un equipo, la demanda es institucional. La motivación para el cambio es otra. Por lo general los objetivos de la organización pueden centrase en: optimizar la rentabilidad de sus recursos, la calidad de sus procesos, el clima laboral, el cambio en un equipo de trabajo,  introducir nuevos procesos, etc.
Los cambios no obstante repercutirán también en la vida de las personas.

En cualquiera de los casos el asesor, el consultor recibe a personas. Ya sabemos que las organizaciones solo existen como representación en nuestro mundo…no existen como tales, más allá de los objetos y las cosas los logos y las marcas o los inmuebles que las encierran. Un profesor me enseño que por encima de todo en una organización:   ¡existen las personas!

Desde el primer momento, en las primeras citas, cuando todo comienza, la demanda es un espacio simbólico donde se definen objetivos, se ajustan responsabilidades, actores y expectativas en un proceso. La organización representada por personas que la activan, que la hacen desarrollarse o las personas que viviendo en ella la sufren o la construyen como una dificultad para su vida cotidiana.

Anuncios

Un comentario sobre “EN ASESORAMIENTO Y SUPERVISIÓN TODO COMIENZA POR UNA DEMANDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s